domingo, 5 de febrero de 2012

Jornada Talento & Management tendencias 03/02/2012: Parte II: Marta Williams

Tras disfrutar enormemente con la intervención de Pimentel, en esta jornada TMT tuvimos la fortuna de poder escuchar a Marta Williams, una de las mayores expertas en Liderazgo en España. Tengo que decir que ha sido uno de los discursos con más sensibilidad que he escuchado,y además de los más divertidos, ya que hizo uso de un amplio sentido del humor cargado de ironía. Más allá de hacernos reflexionar, que lo hizo con gran maestría, consiguió que sintieramos su mensaje y sus preocupaciones e inquietudes sobre el presente y futuro del liderazgo en las organizaciones y en el mundo. 

"DEL AMO...AL TRUSTED ADVISER"

En primer lugar, Marta eligió definir el pasado, presente y el futuro del liderazgo. De este modo comenzó describiendo como entendía ella el liderazgo durante la historia, desde el hombre neandertal, hasta los inicios de la empresa, donde murió la figura del artesano-jefe del gremio, y donde nació quizás la figura del Jefe o líder de organizaciones. Al principio el líder era aquel que más veces se atrevía a preguntar...¿y que pasaría si...?, quien antes se aventuraba a emprender nuevos caminos, o explorar y conquistar nuevos horizontes. Ya en la edad moderna, el liderazgo era algo diferente, y asentado en sistemas paternalistas obedecía a criterios de autoridad, de poder legítimo. Como bien sabemos en las últimas décadas esto ha cambiado, y los buenos líderes conquistan por su integridad, carisma, y hacen que sus seguidores se muevan en la dirección deseada por una identificación con el proyecto, ya sea político,religioso, social, organizacional. 

Tras esto describió con un toque muy irónico todo aquello que debe conquistar un "jefe" para poder alcanzar la figura de líder de su organización, ya que son conceptos muy dispares. Para Marta, un líder ha de conquistar y desarrollar con maestría habilidades tales como: capacidad para delegar eficientemente, relación social con los trabajadores, implicación en conocerles y las más importantes, ETICA E INTEGRIDAD. Estas dos últimas características son fundamentales para que un líder tenga seguidores, no hay líder si no hay seguidores.

Definió la figura del líder que utiliza el coaching para guiar en su trabajo. Me gustó mucho una frase entorno a la ética e integridad del líder-coach, y decía algo así: las personas construimos nuestro pilar ético durante toda la vida, y si cometemos errores, o actuamos sin coherencia en contra de nuestros principios, todo ese pilar se puede derrumbar en ese mismo momento...y podemos encontrarnos vacíos.

 Basta con preguntarse ¿que atributos debería tener alguien a quien TÚ seguirías?...si consigues responderla, tendrás tu propia definición de líder.

Según Marta, un buen líder debe poseer atributos tales como:



  • Valor: enfrentarse a situaciones difíciles, decir su opinión, ser asertivo.Valor para preguntar a los demás: ¿como voy como padre?¿como soy como jefe?
  • Honestidad: entendida ésta como transparencia, bondad.
  • Respeto: para un líder no existe la relación "Yo soy un martillo...vosotros los clavos". El buen líder es un igual, que por circunstancias ha tomado las riendas del camino.
  • Confianza
  • Consideración: escuchar, atender, ayudar...
  • Serenidad: ante situaciones de estrés, problemas que se presentan   sin esperarlos.
  • Convicción: pasión por la causa, entrega, compromiso, optimismo.
Le otorgó mucha importancia esta faceta del líder-coach, y sobretodo por una cuestión, porque para liderar uno ha de ser creíble, dar credibilidad, de modo que uno actúa en base lo que dice, sin que existan contradicciones. La falta de credibilidad conlleva a la desconfianza de sus seguidores, y si ésta se asienta...la figura del líder muere con ella. 

Para finalizar su discurso expuso la evolución del liderazgo, y las figuras que le han acompañado durante la historia:

- En la era industrial: el líder era el jefe paternalista.
- En la era del conocimiento: el líder era el experto.
- En la era informática: el líder es como una especie de gurú.
- En el futuro...llegará la figura del "TRUSTED ADVISER": no es un experto, no es gurú, es un líder al que uno escucha y sigue porque sus consejos le sirven. 

El coaching más efectivo, y por tanto a veces el líderazgo, es aquel que está conducido por personas que precisamente no son expertos, y por eso mismo adquieren roles diferentes y observan cosas diferentes. No tienen vicios ni se fijan en procedimientos o técnicas que ya conocen exhaustivamente. Van directamente a la profundidad de la persona, para sacar todo el potencial que aun no conoce la persona . En el libro Coaching, de John Whitmore, podemos encontrar las principales razones de  que a veces no ser un experto en el campo puede llevar a ser el mejor coach.

Uno de los conceptos que más me llamó la atención,fue la defensa que hizo sobre la necesidad de potenciar o trabajar en el "seguidorazgo"...que no es otra cosa que la habilidad de los individuos para elegir y seguir a los buenos líderes.

"Un buen líder hace que las personas aspiren a lo mejor que puedan llegar a ser"

Particularmente, nunca he estado de acuerdo con los que opinan que el liderazgo no es necesario en un país como España, donde más del 90% de las empresas son pequeñas, micro e incluso nanoempresas. Nunca he sido jefe ni líder de una organización, pero si fuera trabajador y estuviera empleado por un empresario, me gustaría que tuviese madera de líder, o sino la tuviese se entrenase para desarrollar sus habilidades. Del mismo modo, si algún día tuviese la oportunidad de liderar, trabajaría con antelación las habilidades  para ejercer mi función con el mayor talento posible. En cuanto un autónomo contrata a un solo trabajador, no solo firma un acuerdo para prestar un servicio a cambio de una retribución. Está firmando un contrato de compromiso, de respeto en el trato, de trabajo en equipo...y a todo eso ayuda el desarrollo de la capacidad de liderazgo.





Publicar un comentario