viernes, 6 de enero de 2017

¿Cómo vas a mejorar tu gestión para el 2017?


¿Que quieres conquistar para el 2017? 

Dicen que cuando empieza un año nuevo, las personas solemos darle vueltas a los propósitos que van a guiar nuestras acciones durante el mismo. Como siempre me gusta aplicar la inteligencia ejecutiva a los ámbitos de productividad personal y la eficacia profesional, en esta entrada vamos a hablar de cómo tenerla en cuenta para plantearnos los cambios para el 2017. Hay dos cosas que me gustaría que tuvieras en cuenta antes de empezar a plantearte todo esto: 

¿Sabes qué cambios y cómo los vas a realizar? Cuando hablo de la inteligencia ejecutiva en este blog, y las funciones que permiten guiar nuestras metas, hablamos de habilidades importantes en este aspecto. Por un lado, la metacognición nos ayuda a ser conscientes de cómo pensamos, y qué conocemos y no de nosotros mismos/as. Así pues ¿Eres consciente de lo que tienes y lo que necesitas para tus propósitos este nuevo año? Por otro lado, la planificación y organización de tus objetivos: ¿Sabes cómo vas a llevar todo esto a cabo? y sobre todo ¿Lo tienes planificado? Si estas dos cosas no las has tenido en cuenta suelen pasar dos cosas: Sigues trabajando como siempre, pasa el tiempo y todo se queda en borrador, o llegas a un 20% de lo que te propusiste. 

¿Tienes en cuenta cómo estás gestionando tu inteligencia en este sentido? Ya sea en el ámbito personal o profesional, tener en cuenta qué hábitos tienes, cuales quieres cambiar, y cuales quieres conquistar o cambiar para este año será clave para que avances más y mejor. 

En este sentido te puedes preguntar qué habilidades ejecutivas podrías mejorar: cómo tomas decisiones, cómo de "impulsiva" es tu gestión, cómo planificas y organizas los objetivos de tu equipo, cómo se gestionan las emociones en él. 

La sensación de "experiencia repetida"...


Cuando hablo con las empresas, y sus respectivos líderes, muchos me transmiten la sensación de llevar mucho tiempo, más del que quisieran, repitiendo las mismas prácticas de RRHH, con pequeñas modificaciones, pero sin llegar a nada nuevo. 
No es lo mismo tener 30 años de experiencia, que 1 año de experiencia repetida 29 veces más. La experiencia que sirve, es la que aprende, mejora e impacta.
Cuando hablo con las personas de mi entorno parece que a veces pasa lo mismo, quieren hacer cambios, pero algo hace que no lleguen o les quedan cosas por resolver para seguir adelante. 

Pese a que dispongamos en ambas facetas, luego ya veremos, como decía John Lennon, ya que la vida es al final lo que te pasa mientras tu planeas otras cosas. 

Como dije al principio, y por mi forma de pensar, y por lo que suelo transmitir en este blog, los propósitos no llegarán por si solos sino que nuestra inteligencia  y el uso que hagamos de ella será clave para llegar a ellos o tener que plantearlos para el año siguiente, y el siguiente, y el siguiente, como en esta imagen.
 


Te demuestro que yo estoy cumpliendo uno de los míos, que es volver a escribir, con la intención de demostrarme a mí mismo que sigo aprendiendo, y para seguir ofreciéndote herramientas y reflexiones para que mejores en tu gestión de RRHH y tu vida personal.

¿Y que quieres cambiar o conquistar en cuanto a tu gestión de RRHH? 

¿Hay algo que quisieras hacer y no has hecho en cuanto a tu gestión? ¿Tienes en mente cambios para mejorar? ¿Cuanto tiempo llevas gestionando de la misma forma a tus equipos? ¿Qué áreas de mejora podrías desarrollar para mejorar los resultados de tus equipos? 

Esta es una pregunta a la que te invito, porque soy partidario de que siempre se puede mejorar, y es tu responsabilidad hacerte estas preguntas si quieres seguir mejorando, y sobre todo si quieres seguir liderando y haciendo crecer a tus equipos. 

Piensa en una cosa: Debido al estrés que llevamos de trabajo, ¿Cuanto tiempo dedicamos a pensar  a reflexionar lo que necesitan nuestros equipos para seguir creciendo? Créeme que yo a veces también me he agarrado a la excusa de que "Pero si ya les pago, deberían estar bien y motivados", pero siempre me ha llevado a centrar mi trabajo en seguir gestionando sin poner a prueba mis procedimientos, sin plantearme como estoy liderando, en qué estado de desarrollo se encuentra cada uno del equipo, que necesita aprender, que espera de este año....y esto es clave para todas las personas, más para tu equipo. 

Sal de la inercia y busca espacios de tiempo para pensar...tu solo o con tu equipo

Aun te queda tiempo para planteártelo, puedes hacerlo por ti mismo/a, o sino puedes también convocar a tu equipo y plantearte o plantearos aspectos tan importantes como estos: 

- Cómo aportar más sentido a nuestro trabajo: voluntariados corporativos, explicando la misión y visión, las expectativas del año. 

- Cómo hacer más social nuestra empresa o nuestro proyecto de RRHH: tienes miles de opciones para que el impacto de lo que haces vaya más allá de la actividad de la empresa. La empresa es un actor económico, pero también puede ser un actor social.  

- Cómo compartir más nuestro talento: qué espacios tenemos para compartir ideas, experiencias, cómo estamos intercambiando habilidades entre departamentos, etc...

- Cómo estamos gestionando lo que sentimos cómo equipo: qué cosas se han quedado por decir, que cosas no se han gestionado emocionalmente, qué momentos no se legitimaron emocionalmente.  

- ¿Hay algo del año anterior que quisiéramos cambiar o mejorar? 

De todas estas preguntas, seguro sacas buenas ideas, y puedes proponerte nuevas cosas, nuevos espacios y nuevos proyectos para tu empresa, para ti mismo, para tu equipo o para lo que quieras. 

Espero que te haya servido, y recuerda esta importante pregunta si es que sientes la necesidad de un cambio o ves una oportunidad de mejora: 

¿Cuanto tiempo llevas "gestionando" igual tu vida y tu equipo? 











Publicar un comentario